sábado, 21 de abril de 2018

Festival de Málaga 2018: Crónica II

El Festival de Cine de Málaga continúa y nos trae todo tipo de propuestas, desde obras intimistas hasta películas de autor y documentales guerrilla, pasando por dos comedias que se han ganado la ovación de la crítica.

FORMENTERA LADY
     José Sacristán protagoniza esta cinta dirigida por Pau Durà en la que interpreta a un hippy residente en la isla de Formentera. En el microcosmos en que habita este personaje, tienen cabida desde pescadores hasta turistas. Sus amigos viven con poco dinero pero felices, mientras él toca el banjo en un bar por las noches. Su vida transcurre sin preocupaciones, entre drogas y tiempo perdido.

     Pero un día llega su hija de Barcelona y le deja a su nieto porque ella tiene que ir a trabajar a Francia. Entonces comienza un viaje en el que Samuel, el personaje de Sacristán, deberá aprender a convivir con otras personas y a responsabilizarse de su nieto. Con un ritmo pausado, la película mece al espectador como las olas del mar que rodea Formentera, al ritmo del banjo de Samuel.

I HATE NEW YORK
     Gustavo Sánchez dirige este documental producido por J.A. Bayona, rodado en 10 años, que cuenta la vida de cuatro transexuales neoyorquinas que han formado o forman parte de la escena artística underground de la ciudad. Con una mínima intervención y, en ocasiones, permitiendo que sean ellas quienes manejen la cámara, se cuenta un retrato íntimo y sincero.

     El documental presenta, además, a cuatro personas que, viviendo vidas inherentemente relacionadas, son completamente diferentes en todos los aspectos, sin realizar en ningún momento un juicio ni aportar una visión cínica. El documental funciona porque consigue ser un altavoz para quienes han tenido que gritar durante toda su vida para que las escucharan.

MI QUERIDA COFRADÍA
     Marta Díaz de Lope presenta una comedia clásica española, muy en la línea de producciones recientes como Ocho apellidos vascos (2014) o la serie Allí abajo (2015). Sin embargo, la directora coge todos estos tópicos de los que el público parece estar algo cansado, y los subvierte al pasarlos por una visión femenina -y feminista-.

     En Mi querida cofradía, Gloria Muñoz interpreta a Carmen, una mujer de Ronda que dedica gran parte de su tiempo a una cofradía. Cuando todo el mundo cree que por fin va a ser elegida presidenta, la llegada de un hombre al que el cura da su apoyo trunca los planes de Carmen y provoca el caos tanto en la vida personal de la protagonista como en la cofradía.

LAS DISTANCIAS
     Elena Trapé, quien ya disfrutó del cariño dela  crítica y el público por su debut en el largometraje, Blog (2010), presenta una película en la que vuelve a centrarse en un grupo de amigos de la universidad que se reencuentran años después. En esta ocasión, Olivia, Eloy, Guille y Anne viajan a Berlín para visitar a su viejo amigo Álex.

     Sin embargo, el encuentro no resulta ser como ellos pensaban, y el ambiente extraño que se respira la primera noche crece hasta convertirse en una atmósfera asfixiante en la que los lazos que unen al grupo se verán puestos a prueba. Grabado con cámara en mano, haciendo sentir al espectador parte de este caos, Trapé retrata la desilusión de una generación que se veía destinada a cosas mejores.

EL MUNDO ES SUYO
     Alfonso Sánchez triunfó hace unos años con El mundo es nuestro (2012), una película que retrataba a la perfección el panorama nacional -y sevillano- del momento. La jugada le salió tan bien, que se decidió a rodar esta secuela espiritual, donde ya no contamos con nuestros protagonistas conocidos, pero el dúo de actores pasa a interpretar a dos señores sevillanos.

     Esta extraña pareja debe superar las dificultades que conlleva convertirse en adultos responsables, tener hijos y mantenerse económicamente, cuando el mundo que les rodea está plagado de gente más poderosa que ellos mismos. Quizás no funcione tan bien como retrato social, pero es una película muy divertida que lava la cara a ciertos tópicos trillados del cine español.

Podéis consultar la primera crónica del Festival de Málaga aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos de Tokyo es una de las grandes obras maestras de la historia del cine. Dirigida en 1953 por Yasujiro Ozu, se considera una pieza imprescindible de la cinematografía japonesa. El título del medio online rinde tributo a dicha película en un rincón donde el cine y las series occidentales se encuentran con la cultura asiática.
Escríbenos a : cuentosdetokyo@gmail.com

Archivo