viernes, 8 de diciembre de 2017

Recovery of an MMO Junkie, vida virtual de una NEET

Recovery of an MMO Junkie (Net-juu no Susume) ha sido el primer anime de la temporada de otoño 2017 en terminar su emisión, tras un total de 10 episodios. A continuación os contamos qué nos ha parecido. Está disponible en Crunchyroll

Recovery of an MMO Junkie
Primera temporada.
Título original: Net-juu no Susume.
Número de episodios: 10.
Duración: 23 minutos.
País: Japón.
Temporada: Otoño 2017.





Kazuyoshi Yaginuma dirige por primera vez un anime con Recovery of an MMO Junkie, serie de comedia que mezcla la vida virtual y la vida real de su protagonista. Signal MD, estudio creador a Ancien y el mundo mágico (2016), presenta esta serie de animación.

Como os contamos en nuestras primeras impresiones de Recovery of an MMO Junkie al comienzo de su temporada, la trama sigue los pasos de Moriko, una nini -NEET en ingles- de élite que vive encerrada en su casa y pasa el tiempo jugando a videojuegos. Un día decide crearse un personaje en un popular juego online, donde dará vida a Hayashi. En dicho mundo conocerá a Lily, una chica del juego que siempre le ayuda y con la que forja una bonita relación.

A pesar de partir de una base inspirada en videojuegos, algo que cada vez vemos más en las nuevas temporadas de estrenos de anime, Recovery of an MMO Junkie consigue introducir unos personajes entrañables con los que resulta imposible no soltar alguna sonrisa. Moriko, protagonista de la acción durante los 10 episodios con los que cuenta la serie, consigue sostener por sí sola toda la trama.

Si eres un joven veinteañero o treinteañero, y sabes lo que es enfrentarte al mundo real de los adultos, encontrarás en Moriko un reflejo de las nuevas generaciones que deben luchar entre la estabilidad de un trabajo y sus propios sueños

Recovery of an MMO Junkie tiene mucho más trasfondo del que pueda parecer a simple vista. Moriko, sintiéndose cansada en un trabajo que no le hace feliz, decide dejarlo todo atrás y encerrarse en su habitación. Sin embargo, Moriko comenzará a sentirse mejor consigo misma y con el mundo que la rodea al hacer amigos virtuales.

A pesar de parecer toda una tendencia el hecho de criticar las nuevas tecnologías y redes sociales, no debemos olvidar el lado positivo que ellas acarrean, acercándonos a personas con las que podemos sentirnos más cómodos que incluso aquellas que están a nuestro alrededor. Moriko, gracias a la vida virtual que lleva, consigue avanzar y conocer a diferentes personajes que pasarán a ser de vital importancia para ella. 

Además, como señalábamos en nuestras primeras impresiones, el anime juega constantemente con los colores, que varían según nos encontremos dentro del videojuego -en cuyo caso serán colores primarios y brillantes- o en la vida real de los personajes -siendo en este caso colores apagados y oscuros-.

Sus divertidas situaciones, su gran personaje femenino central y el homenaje a la vida virtual dentro de los videojuegos, así como el tratamiento que hace de aspectos como la ansiedad social, convierten a Recovery of an MMO Junkie en un anime más que recomendable para ver en estos meses de frío invierno.

------------------------------------------------------------------------------------------
Recovery of an MMO Junkie pasa el test de Bechdel, aunque de forma muy desapercibida. No obstante, toda la serie gira entorno a un personaje femenino bien diseñado.
-----------------------------------------------------------------------------------------
Puntuación
Trama: 9. Trata temas poco comunes dentro del anime.
Animación: 8. Mezcla de vida virtual y vida real.
Diseño de personajes: 8,5. Crea personajes entrañables.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos de Tokyo es una de las grandes obras maestras de la historia del cine. Dirigida en 1953 por Yasujiro Ozu, se considera una pieza imprescindible de la cinematografía japonesa. El título del blog rinde tributo a dicha película en un rincón donde el cine y las series occidentales se encuentran con la cultura asiática.
Escríbenos a : cuentosdetokyo@gmail.com

Archivo