domingo, 29 de octubre de 2017

Stranger Things 2, más adulta y oscura que su predecesora

Tras el éxito de su primera temporada, Stranger Things presentó su segunda entrega el pasado viernes 27 en Netflix. A continuación presentamos nuestras opiniones sin spoilers de la segunda temporada (aunque contiene spoilers de la primera) sobre esta segunda parte.

Stranger Things
Segunda temporada
Número de episodios: 9.
Duración: 45-50 minutos.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.






Los hermanos Duffer vuelven para dirigir la segunda temporada de la exitosa serie de Netflix, Stranger Things. Volvemos a viajar a la década de los 80 para retomar la historia un año después de su comienzo, en las vísperas de Halloween.

Will ha vuelto a casa, pero un año después del incidente que vivió en el Mundo al revés sigue teniendo episodios en los que se encuentra de nuevo en el viscoso mundo paralelo. Dustin, Mike y Lucas intentarán por todos los medios ayudar a su amigo otra vez, y por fin podremos saber qué ocurrió con Eleven.

Stranger Things, serie que mezcla el género fantástico, el thriller y las aventuras paranormales, consiguió alzarse a la fama con su primera temporada que homenajeaba a diversas películas de 1980. Las expectativas respecto a esta continuación estaban por los aires y debemos reconocer que no nos ha decepcionado.

Más oscura y más adulta, como ya avecinaron los propios creadores. Stranger Things 2 se mantiene fiel a su público, pues continúa la senda que marcó la primera entrega. El aura ochentera, las referencias fílmicas de la época, la esencia de los personajes y las sensaciones siguen siendo similares; si te gustó Stranger Things te gustará su segunda temporada, incluso puede que más aún.

Siendo conscientes de que se trata del mismo producto -y bien podrían haber pertenecido a una única temporada separadas por una gran franja temporal-, consigue lo que se propone y sube el nivel. Las consecuencias de los hechos son palpables en los personajes; los niños ya no son tan niños y los adultos son más precavidos que nunca.
Ese es uno de los puntos fuertes de Stranger Things: sus personajes. Cada personaje tiene una función y está diseñado para cumplir con ella, incluso los nuevos nombres que se suman al elenco. Resulta imposible, desde el primer momento, no sentir que tú también perteneces al club y debes luchar contra los demogorgons. 
Las actuaciones, más que notables en unos niños tan jóvenes, favorecen la inmersión como ya ocurría con la primera entrega. Winona Ryder y David Harbour vuelven a destacar en sus papeles. Por otro lado, los magníficos efectos especiales y la envolvente dirección de fotografía ayudan a que el espectador se introduzca de lleno en la historia.

No obstante, la segunda temporada tarda mucho en arrancar, pues hasta la mitad de la serie no comienza la acción de verdad. Los creadores compensan este hecho con unas escenas trepidantes que sustituyen a los flashbacks de los primeros episodios.

En esta nueva edición los hermanos Duffer continúan sobre sus pasos y presentan una nueva saga de referencias tales como Los Cazafantasmas (1984), Mad Max (1979) o Tiburón (1975), además de otras como The endless summer (1966). La banda sonora recoge un amplio surtido de hits musicales de la década (podéis escuchar esta lista de canciones en Spotify) que satisfará a los más nostálgicos. 

Si fuiste seguidor de la primera temporada de este homenaje nostálgico de la época ochentera, no tienes motivos para perderte esta segunda parte.

---------------------------------------------------------------------------------
Stranger Things 2 consigue pasar el test de Bechdel, algo que no conseguía su predecesora. Se introducen dos nuevos personajes femeninos relevantes y que estimamos darán mucho juego. El personaje de Joyce sigue siendo imprescindible a la hora de hablar de madres televisivas.
---------------------------------------------------------------------------------
Puntuación
Trama: 8,5. Consigue superar su primera temporada.
Fotografía: 8. Localizaciones y decorados que dejan sin palabras.
Actuación: 8. Mantiene la línea de la primera temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos de Tokyo es una de las grandes obras maestras de la historia del cine. Dirigida en 1953 por Yasujiro Ozu, se considera una pieza imprescindible de la cinematografía japonesa. El título del blog rinde tributo a dicha película en un rincón donde el cine y las series occidentales se encuentran con la cultura asiática.
Escríbenos a : cuentosdetokyo@gmail.com

Archivo