domingo, 15 de octubre de 2017

Big Mouth, la desvergonzada nueva serie de Netflix




Big Mouth
Primera temporada
Número de episodios: 10.
Duración: 25-30 minutos.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.





La animación para adultos suma cada día nuevos adeptos gracias a series como Rick y Morty o BoJack Horseman. Big Mouth, la nueva apuesta animada de Netflix, ha pasado a formar parte de esta lista de series que no dudan en afrontar los problemas -en esta ocasión sobre la vida de unos pre-adolescentes- sin pelos en la lengua. El propio título "bocazas", es toda una declaración de intenciones.
La serie, cuya primera temporada cuenta con 10 episodios, sigue los pasos de un grupo de amigos que deben enfrentarse a las dificultades que supone el paso de la infancia a la adolescencia. Algunas de las escenas están inspiradas en las propias vivencias y recuerdos de los creadoresNick Kroll, Andrew Goldberg y Jennifer Flackett. Kroll y Goldberg aprovechan la buena amistad que tenían cuando eran jóvenes para la creación de los dos personajes principales.

La sencilla trama está dispuesta para hacer avanzar a los personajes. Se aborda con sucio humor temas como la emergente sexualidad, las incontrolables hormonas, la primera menstruación, la primera relación amorosa o la masturbación. Además, se cuestionan las bases de la familia y se aborda la dificultad de las relaciones humanas.

Uno de los puntos clave de la serie es que no solo habla sobre los problemas de los chicos en la pubertad, sino que también da voz al cambio que viven las chicas. La mejor escena de la serie -y esto es, por supuesto, una opinión muy personal- llega cuando una de las protagonistas mantiene una conversación por primera vez con sus partes bajas, que destruye por su propia cuenta una decena de estereotipos.

La escenificación del Monstruo de las hormonas, que convive con los personajes como si de un amigo imaginario se tratase, es otro de los puntos fuertes de Big Mouth. El Monstruo de las hormonas -también disponible en versión femenina- actúa como un personaje más que lanza órdenes al propio sujeto, llegando en ocasiones a parecer que es él quien toma las decisiones.
Aunque pueda parecer que Big Mouth solo busca escandalizar, tan solo debemos ahondar en las cavidades de la serie para desmentir esta afirmación. El miedo a ser uno mismo y exponerse ante los demás, las inseguridades y los deseos juveniles son el alma de la serie.

Hay algo necesario en Big Mouth que ataca directamente al espectador, para el cual resulta totalmente imposible escapar sin sentirse identificado con algunas de las escenas que viven los protagonistas.



Sin duda la nueva serie de Netflix no es para todo el mundo, pero si sois seguidores de la animación adulta deberíais darle una oportunidad.
---------------------------------------------------------------------------------
Big Mouth pasa el test de Bechdel en varios episodios. La representación femenina no está dispuesta únicamente ante la satisfacción masculina, sino que las chicas intervienen y tienen sus propias dificultades, aunque haya una prioridad de los personajes masculinos.
---------------------------------------------------------------------------------
Puntuación
Trama: 7. Parte de una idea sencilla pero la explota de forma original.
Animación: 6. Sencilla y a disposición de la trama.
Diseño de personajes: 7,5. La mejor parte de la serie son sus personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuentos de Tokyo es una de las grandes obras maestras de la historia del cine. Dirigida en 1953 por Yasujiro Ozu, se considera una pieza imprescindible de la cinematografía japonesa. El título del blog rinde tributo a dicha película en un rincón donde el cine y las series occidentales se encuentran con la cultura asiática.
Escríbenos a : cuentosdetokyo@gmail.com

Archivo